Una bicampeona en fase reconstructiva

Una bicampeona en fase reconstructiva



Jordi Ribera, seleccionador español de balonmano. / Susana Vera (Reuters)

Balonmano

España, con cinco noveles en sus filas, defiende título en el Europeo de balonmano de Hungría y Eslovaquia

El balonmano masculino se cita del 13 al 30 de enero en Eslovaquia y Hungría para dilucidar el mejor equipo del continente europeo. Nada menos que 24 selecciones acuden a la competición más importante del año a nivel de selecciones. España buscará su tercer título continental consecutivo después de los cosechados en 2018 y 2020. Un tercero sería marcar un hito solo al alcance de los mejores. Pero esa empresa no va a ser fácil. Primero porque la selección española se encuentra en un proceso de reconstrucción después del bronce cosechado el pasado verano en los Juegos Olímpicos de Tokio. Renovarse o morir. Toca lo primero, con la entrada de cinco jugadores debutantes en una gran competición con los Hispanos. Eso le da cierta sensación de incógnita a un equipo, el de Jordi Ribera, que siempre ha sido muy competitivo en las grandes citas internacionales.

España llega a este Europeo con bajas tan importantes como Raúl Entrerríos, que colgó las zapatillas después del bronce olímpico; Julen Aguinagalde, el mejor pivote ofensivo de la década pasada; Daniel Sarmiento, un central que siempre ha respondido en el equipo español, o Viran Morros, un jugador clave en el entramado defensivo de los Hispanos. Tampoco estará Álex Dujshebaev, un hombre clave en los últimos éxitos de los Hispanos. Nombres y hombres importantes que han obligado a Ribera a dar la alternativa a jugadores de calidad que deben dar ahora un paso adelante.

Cinco son los debutantes. Ahí está Agustín Casado, ex del BM Nava, ahora en las filas del BM Logroño La Rioja y fichado para la temporada próxima por un equipo Champions como el Meshkov Brest que dirige el vallisoletano Dani Gordo. Con 25 años, el central ha demostrado en las últimas temporadas un crecimiento increíble. Muy versátil, es capaz de lanzar, penetrar y asistir al pivote. En la misma posición llega otro debutante, Ian Tarrafeta. Sin duda, uno de los jugadores con mayor futuro en el balonmano español. El de Sabadell, dio el salto al Pays d’Aix galo, donde quiere crecer a sus 23 años. La falta de experiencia en grandes citas de ambos centrales es un hándicap para el equipo de Jordi Ribera. Como siempre defiende Juan Carlos Pastor, el pilar de un equipo son portero, central y pivote. Y los directores de juego son ahora una incógnita que despejará el campeonato de Europa.

En el resto de puestos, el seleccionador ha apostado por algunos veteranos de pedigrí. En los laterales resulta palpable. En el perfil izquierdo estarán los veteranos Joan Cañellas y Antonio García, dos ilustres del balonmano patrio. Se les suma Chema Márquez, de la generación del 96 como Casado y que puede compatibilizar esa posición con la de central. En derecha, Ribera ha llamado a otros dos históricos del 40×20 en nuestro país: el lanzador Jorge Maqueda y el jugón Eduardo Gurbindo. En el perfil zurdo, la sombra de Dujshebaev será alargada.

En los extremos, escasas novedades. Solo la del zurdo del Bidasoa Kauldi Odriozola, otro de los que dará el salto al balonmano galo la campaña próxima, en concreto al Nantes.

En la portería, Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales forman una pareja estable y de muchos quilates. El seleccionador español ha optado por integrar en su lista a un tercer guardameta, Sergey Hernández, portero en el Benfica de Chema Rodríguez y un jugador que ha crecido de manera sensible. Será otro de los aterrice la campaña que viene en las filas del conjunto bielorruso que entrena Gordo.

En los pivotes, Adriá Figueras, letal en los seis metros, y Gedeón Guardiola, clave en el trabajo defensivo, son fijos. La ausencia de Morros ha obligado a Jordi Ribera a reforzar el entramado defensivo con dos jugadores más dedicados a esta faceta como Iñaki Peciña, pivote del Pays d’Aix, y Miguel Sánchez-Migallón, extremo del Vive Kielce especializado en el trabajo atrás.

Favoritos, los de siempre

En un Europeo en el que sombra de la covid-19 puede ser determinante en la competición -varias selecciones nacionales han sufrido positivos durante la preparación-, España jugará en el Grupo E en Bratislava, donde se medirá a República Checa, Suecia y Bosnia. Sobre el papel, la primera plaza se la disputarán los Hispanos y los nórdicos. El objetivo, pasar a la siguiente ronda con pleno de victorias. Eso sí, debido a la pandemia, el aforo de la cancha de Bratislava estará reducido a un 25% del total. Además, la EHF, como ya sucedió en el Mundial femenino celebrado el pasado diciembre en nuestro país, ha dictaminado que solo pueden disputar el torneo continental aquellos jugadores y técnicos que estén vacunados o que hayan pasado la enfermedad.

En lo que respecta a los rivales, Dinamarca, plata olímpica y última campeona mundial, parece la selección favorita a decir de los expertos. Los nórdicos llevan diez años sin levantar el trofeo continental y aspiran a acabar con esa racha. La nueva generación liderada por Jacob Holm, Lasse Andersson o Kevin Møller quiere romper con esa dinámica y conseguir el tercer cetro continental del balonmano danés.

Tampoco hay que olvidarse de la siempre competitiva Francia, actual campeona olímpica. Con el veterano Nikola Karabatic (37 años) a la búsqueda del que sería su cuarto Europeo, todo un logro en el amplio palmarés del primera línea del PSG. Al frente del combinado francés, el histórico Guillaume Gille, que intentará conseguir el cuarto título continental para Francia.

No hay que olvidarse de otras selecciones como Suecia o Alemania, habituales en los Europeos. Ahí también se encuentra Noruega, otra frecuente en la lucha por las medallas que quizá depende en exceso de Sander Sagosen y que tiene la importante baja de Goran Johannessen. Tampoco hay que obviar a la anfitriona Hungría.

Los 19 elegidos por Jordi Ribera

  • Porteros:
    Gonzalo Pérez de Vargas (Barcelona), Rodrigo Corrales (Veszprém) y Sergey Hernández (Benfica).

  • Centrales:
    Agustín Casado (BM Logroño) e Ian Tarrafeta (PAUC).

  • Laterales izquierdos:
    Joan Cañellas (Kadetten Schaffhausen), Antonio García y Chema Márquez (Granollers).

  • Laterales derechos:
    Jorge Maqueda (Veszprém) y Eduardo Gurbindo (Dinamo Bucuresti).

  • Extremos izquierdos:
    Ángel Fernández y Aitor Ariño (Barcelona).

  • Extremos derechos:
    Aleix Gómez (Barcelona), Ferrán Solé (PSG) y Kauldi Odriozola (Bidasoa).

  • Pivotes:
    Adriá Figueras (Chartres Métropole), Gedeón Guardiola (TBV Lemgo) e Iñaki Peciña (PAUC).

  • Especialista defensivo:
    Miguel Sánchez-Migallón (Vive Kielce).

Partidos de la primera fase para España

  • España – República Checa:
    13 de enero, 18:00 h. Teledeporte.

  • España – Suecia:
    15 de enero, 20:30 h. Teledeporte.

  • Bosnia – España:
    17 de enero, 18:00 h. Teledeporte.



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *