Todo lo que puedes enseñar a tus hijos durante las vacaciones navideñas

Todo lo que puedes enseñar a tus hijos durante las vacaciones navideñas




Actualizado:

Guardar

Llega la Navidad, el momento del año en el que los más pequeños disfrutan de las vacaciones navideñas pero estas fiestas pueden ser la época más estresante para ellos. Por eso, las vacaciones no deben trastocar las rutinas de tus hijos. Desde la escuela Brains Nursery School consideran que se trata de un momento ideal para enseñar a los niños unos hábitos saludables para que sean conscientes de que, a pesar de tantas celebraciones y cambios de horarios, continúan existiendo unas reglas de sueño y conductas que hay que mantener y cumplir.

Durante la época de Navidad, se está volviendo algo usual comprar un exceso de regalos a los más pequeños. Hay un estudio que asegura que reciben 10 veces más regalos de los que necesitan.

La gran mayoría de personas piensa que cuantos más regalos reciban, más felices van a ser, pero en verdad se consigue el efecto contrario, ya que si obtienen todo lo que desean no son conscientes del esfuerzo del merecimiento. No obstante, lo mejor es seguir con la regla de los 4 regalos:

1. Un regalo que se pueda usar. Esto puede ser ropa, accesorios que necesite como una mochila, ropa deportiva, ropa de casa…

2. Un regalo como un libro para leer. Con esto siempre acertarás, ya que le abres la puerta a la fantasía, y sin ninguna duda será mucho más enriquecedor que un juguete.

3. Un regalo que sea lo que realmente deseen.

4. Un regalo de cualquier cosa que realmente necesite.

Además, un nuevo año comienza y, con él, nos proponemos adoptar nuevos hábitos y buenos propósitos en nuestro día a día para crecer y mejorar. En primer lugar (y aunque parezca obvio) debemos pasar más tiempo juntos. La familia es una prioridad de primer orden y es fuente de cariño y felicidad. Algunos propósitos para iniciar este 2022:

· Educar a nuestros niños en valores. Enseñarles a ser solidarios, a compartir sus juguetes con los demás niños, a desarrollar su empatía, su sentido del deber…

· Estimularlos y motivarlos intelectualmente. Leerles cuentos y enseñarles a leer, llevarlos al teatro, a exposiciones, dejarles que den rienda suelta a su creatividad…

· Organizar horarios. Adecuar tus necesidades a las de los pequeños de la casa. Seguir una rutina diaria de sueño, comidas y otras tareas es fundamental para su equilibrio.

· Cocinar con ellos. Es bueno que (alcanzada cierta edad) comiencen a tener nociones de cómo se preparan sus recetas favoritas y ayuden en la cocina. Esto hace que se vayan ganando nuestra confianza y su autoestima se refuerce. Además, es importante que poco a poco vayan colaborando en las tareas de la casa: pueden empezar por cuidar y recoger sus juguetes, poner la mesa, hacer la cama, etcétera.

· Amor a los animales. Muchas veces, los niños desarrollan su sentido del compromiso y del afecto desinteresado cuidando a sus mascotas o jugando con las de sus amiguitos.

· Habituarles a seguir los hábitos de higiene adecuados: lavarse las manos antes de las comidas, cepillarse los dientes a diario

· Ayudarles a abandonar los pañales y el chupete paulatinamente si aún lo mantienen.

· Enseñarles a ser más independientes: atarse los cordones, bañarse, comer, vestirse solos…

· Tener paciencia y escucharlos y, a la vez, aplicar disciplina y límites.

· Ver películas y series en inglés con ellos para aprender juntos un segundo idioma.

· Apuntarles a algún deporte. Que pasen menos tiempo frente a televisión, dispositivos electrónicos o videoconsolas.

· No estresarse innecesariamente ni discutir en su presencia. Por el contrario, hablarles con cariño y darles amor. Esto ayuda a desarrollar su autoestima.

· Jugar y pasarlo bien con ellos, y sobre todo, ¡reír mucho!

Por último, es una realidad que muchos padres pasan por unos días engorrosos durante estas fiestas porque no saben gestionar ni aplicar correctamente los límites a los niños para que puedan respetar sus hábitos y sus horarios. Como siempre en cuestiones educativas, la empatía, paciencia y la disciplina son esenciales y sin ellas no será posible que las rutinas puedan efectuarse.

Con estas recomendaciones los niños podrán divertirse y aprender hábitos esenciales que les ayudarán durante su crecimiento. Conocerán lo importante que son estas fiestas y podrán vivir la Navidad de la mejor forma posible.

Ver los
comentarios



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *