Radio Nacional presenta especial sobre el Amazonas – Música y Libros – Cultura

Radio Nacional presenta especial sobre el Amazonas – Música y Libros – Cultura




Sesenta familias de la etnia ticuna, en el Amazonas, tomaron un nombre: Wochine, que significa ceiba, un árbol frondoso, fuerte y alto. Y con su sabiduría, hoy cuidan y protegen espejos de agua, tienen un reservorio para preservar especies del río como el caimán negro, las tortugas de agua o el pirarucú, amenazadas por la extinción, y practican la seguridad alimentaria solo utilizando lo que necesitan, lo que requiere el cuerpo para estar bien y sano.

Con su proyecto iniciaron, además, un recorrido turístico que la pandemia frenó en seco, pero que se ha ido reactivando. Mientras todo estuvo cerrado, ellos, con su sabiduría, hicieron que la gamitana, pez que es considerado el plato más apetecido en la Amazonia, se reprodujera más.

Su historia de vida y compromiso con el planeta, que es en Puerto Nariño, Amazonas, hace parte de ‘Surgir como la ceiba: preservación y saberes del Amazonas’, un proyecto de Radio Nacional que se puede oír en la Señal de la mañana de la emisora pública y ver, recorrer y disfrutar en www.radionacional.co, con videos, textos, fotografías e infografías.

(Lea también: Doce libros para un ‘año nuevo inteligente’ según The Wall Street Journal)

La Amazonia colombiana comprende los departamentos de Putumayo, Amazonas, Guaviare y Vichada. Limita con las regiones Andina y Orinoquia (norte), Venezuela (occidente), Brasil (suroccidente), Perú (sur) y Ecuador (suroriente). Incluye cerca del 40 por ciento del territorio nacional, con 483.119 km² de superficie, y es la menos poblada.

Este trabajo se basa en la búsqueda, desde el departamento del Amazonas, de diversos proyectos de desarrollo sostenible, amables con el medio ambiente, liderados por comunidades locales

Pero, más allá de números y límites, alberga grupos indígenas milenarios, algunos de ellos incluso sin contacto con los llamados occidentales, que recorren el territorio cuidando la parte del llamado ‘pulmón del mundo’. Y tiene gran cantidad de aves, animales, peces, fauna y flora imprescindibles para el equilibrio del planeta, un ecosistema que corre enorme peligro por la influencia del hombre.

“Este trabajo se basa en la búsqueda, desde el departamento del Amazonas, de diversos proyectos de desarrollo sostenible, amables con el medio ambiente, liderados por comunidades locales”, explica Vicente Silva, director de Radio Nacional.

(Le puede interesar: Grandes crónicas de EL TIEMPO en 2021)

El especial les da voz a representantes de varias comunidades que por muchos años han soportado la violación de sus derechos, los maltratos, el desarraigo, la violencia y el desplazamiento a causa del narcotráfico, el conflicto y la colonización.

Ellos han sido testigos de cómo la minería ilegal ha llegado a su territorio para afectar los cuerpos de agua y las especies que las habitan.

“Esas comunidades, por primera vez, se han unido para lograr una economía estable, garantizar la soberanía alimentaria de su población y preservar la biodiversidad, fauna y flora en medio de la reactivación económica que quiere abrirse paso en la pandemia de covid-19”, agrega Carolina Bustamante, periodista e investigadora de Radio Nacional.

Las comunidades, por primera vez, se han unido para lograr una economía estable, garantizar la soberanía alimentaria y preservar la biodiversidad

El especial habla, además, de los pueblos ticuna y cocama de yagua, que aunque se fueron a Brasil mucho tiempo, huyendo del conflicto, han vuelto con el fin de recuperar la herencia de sus ancestros y lo que hay en su territorio.

José Yahuarcani, líder cocama, es uno de ellos. Su trabajo ha sido unir a varias comunidades en la Asociación de Turismo Comunitario Painú, con apoyo de la Universidad Nacional, el Sena, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi) y Corpoamazonía.

(Lea además: ‘Rifkin’s Festival’: la declaración de amor de Woody Allen al cine)

Tomaron clases de administración, hotelería, turismo y gastronomía y ofrecen alternativas para que los visitantes disfruten no solo del paisaje, sino de los saberes, la comida, las expresiones autóctonas, la fauna, la flora, la pesca, los avistamientos de aves y las artesanías. Su recorrido va por lagos, quebradas y árboles milenarios, un placer para los sentidos que lleva a preguntarse cómo no nos hemos dado cuenta del valor de este espacio.

Otro de los proyectos es el de Elí Macedo, quien con 11 comunidades ha iniciado el cultivo de cacao orgánico, que ayuda a la recuperación de los suelos. Y está don Napoleón, un reciclador de 75 años que afirma que la basura tiene todo el valor del mundo. “Su aprendizaje se debe hacer desde que se da el primer paso de la vida”, dice.

La naturaleza, sabia como es, les enseña a ellos a diario, y eso que siempre han estado ahí. Y también nos ofrece la oportunidad a los demás de ver su belleza y trabajar por que se conserve toda esta riqueza.

CULTURA
EL TIEMPO

Otros temas que pueden interesarle:



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *