‘Partido de la muerte’: un equipo victorioso fue fusilado por Hitler – Gente – Cultura

‘Partido de la muerte’: un equipo victorioso fue fusilado por Hitler – Gente – Cultura




Hace 80 años, unos futbolistas ucranianos jugaron el último partido de sus vidas.

Portaron con orgullo el uniforme, se acomodaron en la cancha y dieron lo mejor de sí mismos durante los 90 minutos.

El resultado: se sobrepusieron a militares alemanes que intentaban ocupar su territorio y que eran guiados por Adolf Hitler.

En medio de la Segunda Guerra Mundial, los jugadores creyeron que sería una victoria importante. Sin embargo, las fuerzas invasoras calificaron el hecho como un agravio y, según los rumores populares, los asesinaron en represalia.

De ahí que se diga que jugaron el ‘Partido de la muerte’.

(Siga leyendo: Los experimentos más crueles realizados en la historia).

Fútbol en medio de la guerra

Ucrania pertenecía a la Unión Soviética -lo hizo hasta su disolución, en 1991- y fue uno de los blancos de las fuerzas comandadas por Adolf Hitler en la Segunda Guerra Mundial.

Cientos de militares la invadieron y el 26 de septiembre de 1941, según información del diario ‘El Mundo’, se produjo el exterminio de más de 30 mil judíos en la capital Kiev.

Ese acto criminal se conoce como ‘Babi Yar’.

Para 1942, a pesar de la situación bélica, los alemanes autorizaron a los ucranianos la realización de torneos deportivos en la temporada de verano.

Fue así como se originó el Star, equipo conformado por exfutbolistas del Dinamo de Kiev y el Lokomotiv de Ucrania.

(Lea también: Cruel ‘asesino del ajedrez’: usó el amor por su perro de excusa para matar).

La idea fue de Iósif Ivanovich Kordik, dueño de una panadería. El hombre encontró en la calle a Nikolai Trusevich, portero del Dinamo, y le causó tanta pena su estado que decidió darle posada y ofrecerle un puesto como panadero.

Según lo reseñado por la revista ‘Cuadernos de Fútbol’, Kordik quiso tener un equipo para participar de los mencionados torneos y convenció a Trusevich de volver a ‘ponerse los guantes’.

De hecho, el propio guardameta contactó a sus amigos y tuvieron lista la plantilla de jugadores para saltar a la cancha.

‘FizcultHura’

El Star enfrentó a equipos locales y los derrotó, en su mayoría, con imponentes goleadas.

Sin embargo, el conjunto se vio cara a cara al Flakelf, escuadra de militares y aviadores de la fuerza Luftwaffe, durante el 6 de agosto de 1942.

(Puede leer: El millonario heredero que perpetró una de las peores masacres de Australia).

Se pensaba que podían bajar el rendimiento para evitar inconvenientes con los alemanes, pero pasó todo lo contrario. O más bien: siguiendo el manual ‘de respeto’ de los futbolistas, los jugadores del Star salieron con todo a la cancha y no escatimaron en el momento de mandar un pase filtrado, de englobarla, de disparar a meta, de centrar.

Jugaron con la misma intensidad de sus encuentros previos.

¿El resultado? El modesto equipo ucraniano goleó 5-1 a los militares alemanes.
Los derrotados pidieron la revancha y así se convocó al nuevo encuentro tres días después.

El árbitro del partido, según el diario ‘El País’, les ordenó a los ucranianos hacer el saludo nazi. No hicieron caso y, ante el grito de ‘Heil Hitler’ del equipo Flakelf, respondieron ‘FizcultHura’ (‘Viva el deporte’ que, según el medio citado, era un lema de los conjuntos de la Unión Soviética).

(Además: Investigan certificado de vacunación creado a nombre de Adolf Hitler).

Se dice que el árbitro los visitó en el entretiempo y les advirtió las consecuencias de la victoria. Sin importar los llamados, jugaron como nunca y ganaron como siempre.

El Star de nuevo goleó 5-3 a los militares.

No hubo ‘último gol gana’ que valiera frente al ímpetu de los deportistas.

¿Invasión de campo?

Lo que sucedió después de la victoria es motivo de suspicacias.

Medios especializados como ‘Marca’ señalan que la propaganda nazi se encargó de divulgar el fatal final de los jugadores, pues varios, supuestamente, fueron asesinados y torturados.

La leyenda dice que tres jugadores, entre los que estaba Nikolai Trusevich -el arquero que contactó a sus compañeros-, murieron fusilados en un campo de concentración de Sirets, Rumania.

De hecho, el escritor y periodista ruso Lev Kassil, ante esos vejámenes, acuñó el encuentro como el ‘Partido de la muerte’.

Aunque los decesos fueron vinculados con el partido, en 2005 un tribunal de Hamburgo dijo que esa tesis no estaba ‘probada’.

(Le recomendamos: La ancestral tribu conocida en el mundo por sus armas y platos en labios).

Al parecer, los futbolistas fueron requeridos por la Gestapo, la fuerza policial de la Alemania nazi, pues tendrían vínculos con células comunistas, perseguidas por doquier en aquel entonces.

Se les habría ejecutado por dichas ideologías.

Aún así, la historia de los ucranianos ha sido retratada en la pantalla grande en ‘Escape a la victoria’, que se lanzó en Estados Unidos en 1981, y ‘The Match’, la versión rusa del director Andrey Malyukov, la cual se estrenó en 2012.

Muchos fanáticos consideran que, si bien los decesos pudieron tener una ‘causa’ relacionada con la Segunda Guerra, la victoria del Star seguirá brillando a lo largo de la historia: en una época del todo convulsa, el fútbol demostró, de nuevo, que es más que un deporte.

Que un partido puede ser vida.

Pero también puede ser muerte.

Más noticias

– La tragedia de Laika y los animales que viajaron y murieron en el espacio.

– El oscuro y sangriento pasado del papá del reconocido actor Woody Harrelson.

– ‘Nunca he salido a la calle’: la historia de horror y tortura de 13 hijos.

– La curiosa historia de la ‘Casa del diablo’ en Mompox, Bolivar.

– El ‘vampiro’ Peter Kürten: el asesino serial que bebía sangre humana.

Tendencias EL TIEMPO





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *