Ómicron, vacunas, freno en la economía, Afganistán… Las noticias del martes

Ómicron, vacunas, freno en la economía, Afganistán… Las noticias del martes



La Organización Mundial de la Salud en Europa calcula que más de un 50% de la población de la región se infectará con la variante ómicron del COVID-19 en las próximas 6-8 semanas.

La variante ya está presente en 50 de los 53 países de Europa y Asia Central. En la primera semana de 2022, en la región hubo siete millones de contagios, más del doble que dos semanas antes.

Aunque las vacunas siguen siendo eficaces para prevenir la enfermedad grave y la muerte, las hospitalizaciones están aumentando debido al número sin precedentes de contagios.

El director regional de la Organización, Hans Kluge, dijo que ya está suponiendo un reto para los sistemas sanitarios y para la prestación de servicios en muchos países “y amenaza con sobrepasar muchos más”

“También me preocupa mucho que a medida que la variante se mueve hacia el este, veremos su impacto en países donde los niveles de vacunación son menores y donde se darán más casos graves entre las personas sin vacunar”, añadió Kluge.

La vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 ha sido la primera en ser autorizada en algunos países

BioNTech

La vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 ha sido la primera en ser autorizada en algunos países

Ómicron posiblemente no será la última variante de preocupación del coronavirus y será necesario desarrollar nuevas vacunas que prevengan la infección y la transmisión, asegura el equipo técnico de la OMS encargado de analizar las vacunas contra el COVID-19. 

Los expertos esperan “que continúe la evolución del SARS-CoV-2” por lo que consideran “improbable que ómicron sea la última variante de preocupación”.

Frente a esta última variante, que se está convirtiendo en la dominante en el mundo,

el perfil de las mutaciones y los datos preliminares indican que la eficacia de las vacunas contra la enfermedad sintomática se reducirá, pero es más probable que se mantenga la protección contra la enfermedad grave. Sin embargo, insisten, en que se necesitan más datos por parte de los fabricantes.

Los expertos consideran que la “prioridad inmediata” debe ser acelerar la vacunación de las personas que todavía no han recibido ninguna dosis.

A medio plazo, será necesario desarrollar vacunas que sean “más eficaces contra la infección, reduciendo así la transmisión en la comunidad y la necesidad de medidas sanitarias y sociales”.

Según los especialistas, hay varias opciones, como vacunas específicas contra una o varias variantes, y una “vacuna pan SARS-CoV-2”, que consideran “una opción más sostenible a largo plazo que sería efectivamente a prueba de variantes”.

Trabajadora en una fábrica textil en Lesotho.

OIT/MArcel Crozet

Trabajadora en una fábrica textil en Lesotho.

El Banco Mundial espera que el crecimiento de la economía se desacelere notablemente, del 5,5% en 2021, al 4,1% en 2022 y al 3,2% en 2023.  

Tras el fuerte repunte registrado en 2021, la economía mundial está entrando en una pronunciada desaceleración en medio de las nuevas amenazas derivadas de las variantes del COVID‑19 y el aumento de la inflación, la deuda y la desigualdad de ingresos, lo que podría poner en peligro la recuperación de las economías emergentes y en desarrollo, según la edición más reciente del informe Perspectivas económicas mundiales, que publica el Banco Mundial.

La rápida propagación de la variante ómicron indica que probablemente la pandemia continuará afectando la actividad económica en el corto plazo. Asimismo, la marcada desaceleración de las principales economías (tales como los Estados Unidos y China) pesará sobre la demanda externa en las economías emergentes.

En Latinoamérica, se prevé que el crecimiento regional disminuirá del 6,7% en 2021 hasta el 2,6 % en 2022 y el 2,7 % en 2023, a medida que se endurezca la política fiscal y monetaria, la demora en las mejoras en las condiciones del mercado laboral continúen y las condiciones externas se vuelvan menos favorables.

OCHA distribuye ayuda a desplazados en Kabul, Afganistán

©ACNUR/Andrew McConnell

OCHA distribuye ayuda a desplazados en Kabul, Afganistán

 

El recrudecimiento del conflicto, unido a la peor sequía en veinte años, han hecho que 24,4 millones de afganos, más de la mitad de la población necesite ayuda humanitaria.  Las condiciones para la mayoría de familias son insostenibles”, dijo el coordinador humanitario de la ONU, Martin Griffiths, que advirtió que se avecina “una catástrofe en toda regla” y pidió actuar con celeridad para “salvar el futuro del país”.

 “Un millón de niños están en riesgo de sufrir malnutrición aguda. Un millón de niños. Las cifras son difíciles de comprender cuando son de esta magnitud, pero es impactante que un millón de niños en Afganistán estén en riesgo de este tipo de malnutrición si no respondemos”, sostuvo Griffiths.

Dentro del plan de ayuda, la agencia para los refugiados, ACNUR, pide a los países donantes 623 millones de dólares para auxiliar a los 5,7 millones de afganos desplazados en los países vecinos.
“La clave es estabilizar la situación urgentemente dentro de Afganistán, incluyendo a los desplazados internos, para también evitar una crisis de refugiados mayor”, dijo el Alto Comisionado Filippo Grandi.



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *