La demanda que quiere obligar a Zuckerberg a vender WhatsApp e Instagram sigue adelante

La demanda que quiere obligar a Zuckerberg a vender WhatsApp e Instagram sigue adelante



Madrid
Actualizado:

Guardar

La demanda que podría resquebrajar Meta -el emporio de redes sociales propiedad de Mark Zuckerberg– sigue su curso. Un juez federal de EE.UU. ha dictaminado que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) puede contuinuar con el caso antimonopolio que abrió contra la tecnológica el pasado 2020 y que, hasta la fecha, ha avanzado a trompicones. Tanto que el pasado verano la FTC se vio obligada a revisar la demanda después de que el juez James Boasberg, del tribunal del distrito de Columbia y encargado del caso, apuntase que
no había presentado suficientes pruebas para sostener sus acusaciones
.

«En marcado contraste con su predecesora, esta queja proporciona alegaciones específicas de refuerzo que apuntan todas hacia la misma conclusión: Facebook ha mantenido una participación de mercado dominante durante el período de tiempo relevante», ha afirmado Boasberg en un
memorando
de 48 páginas en el que destaca que las afirmaciones, ahora, son «mucho más sólidas y detalladas que antes».

En la enmienda de la demanda, la FTC recoge datos de la firma de análisis Comscore para demostrar la supremacia de Meta dentro del terreno de las redes sociales. De este modo, apunta que desde 2016 la tecnológica concentra más del 70% del mercado de este tipo de aplicaciones en Estados Unidos. Con todo, el juez hace hincapié en que «es posible que la agencia se enfrente a una gran empresa en el futuro para probar sus alegaciones».

Desde la presentación de la primera versión de la demanda, la Comisión Federal de Comercio mantiene que la empresa anteriormente conocida como Facebook había tenido una conducta anticompetitiva adquiriendo un buen puñado de plataformas que amenazaban con hacer sombra a sus servicios. Algo que, en última instancia, también habría afectado a los consumidores; en concreto por las pérdidas que habría provocado en innovación y privacidad. «La agencia deberá corroborar estas acusaciones en etapas posteriores del litigio, probablemente con testimonios de expertos o análisis estadísticos», apunta Boasberg.

La primera ‘app’ que pasó a formar parte del conglomerado de Zuckerberg fue Instagram en 2012 a cambio de unos 1.000 millones de dólares. Más tarde, en 2014, le llegó el turno a WhatsApp; en este caso a cambio de 19.000 millones.

«Uno de los tres grandes temores»

El juez expresa ahora que la Comisión Federal de Comercio puede seguir adelante con su principal acusación, en la que sostiene que la empresa cimentó su emporio a golpe de adquisiciones y que, de este modo, acabó con la competencia del resto. Sin embargo, el juez se puso del lado de Meta al concluir que Facebook no violó las leyes antimonopolio al denegar permisos de interoperabilidad con aplicaciones de la competencia como una forma de mantener su dominio.

Llegado el momento, la demanda presentada por la FTC podría hacer pedazos la tecnológica obligando a Meta a deshacerse del resto de plataformas que ha ido adquiriendo a lo largo de los años. Algo que las periodistas de ‘The New York Times’, Sheera Frenkel y Cecilia Kang, destacaron en su libro ‘Manipulados’ (Debate) como uno de «uno de los tres grandes temores» de Mark Zuckerberg. Sea como fuere, todo indica que el desenlace del caso está lejos. Podrían pasar años antes de que se alcanzase una resolución final.

ABC se ha puesto en contacto con Meta para conocer su postura respecto a la decisión del juez de no desestimar la demanda antimonopolio. Por el momento no ha obtenido respuesta.

Ver los
comentarios



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *