kuru, la enfermedad causada por comer cerebros humanos – Más Regiones – Internacional

kuru, la enfermedad causada por comer cerebros humanos – Más Regiones – Internacional




Desde hace más de medio siglo, el mundo ha conocido detalles perturbadores de cómo una práctica ancestral para despedir a los muertos estaba estrechamente relacionada con una fatal enfermedad.

Se trata del kuru, una enfermedad muy rara. De acuerdo con algunos reportes médicos, se encontró entre personas de una comunidad en Nueva Guinea, una isla al norte de Australia, quienes practicaban una forma de canibalismo.

-Lea también: Papá de Laura Moreno entra en pelea por turbio juego entre Llaneros y Unión.

Según ha trascendido, se comían los cerebros de las personas muertas como parte del ritual funerario.

Años después, las investigaciones médicas señalaron que el principal factor de riesgo para contraer el kuru era esa práctica que se centraba en el consumo de tejido cerebral humano. Esto ocurre porque puede contener partículas infecciosas.

Aunque se ha conocido que esta práctica dejó de realizarse desde 1960, informes científicos documentaron casos de esta enfermedad varios años después. El tiempo de incubación podría durar varios años después de la exposición.

-Lea también: ¿Por qué los carros se quedan sin frenos?

Comer un cerebro eleva aún más el riesgo de contraer priones. Medios han informado que en los pacientes que la han padecido perdieron el control de sus emociones, luego funciones corporales y finalmente murieron. La palabra kuru, en el lenguaje nativo, significa temblar o tiritar.

Entre los síntomas que se han documentado están dolor de extremidades, problemas de coordinación, dificultad para caminar, dolor de cabeza, temblores, dificultad para deglutir, entre otros.

-Lea también: Los humanos podrían comerse unos a otros en el espacio, advierten expertos.

Tras varias investigaciones, se pudo comprobar la estrecha relación entre las prácticas funerarias de los miembros de algunas comunidades y el desarrollo de esta enfermedad.

-Lea también: WhatsApp: qué es y cómo se puede activar el logo dorado.

De esta manera, este ritual dejó de realizarse, pero las investigaciones señalan que varias décadas después se podrían manifestar casos porque la enfermedad podría tardar incluso cincuenta años en mostrar síntomas. Reportes de prensa han documentado en los últimos años Nueva Guinea nuevas muertes relacionadas con esta enfermedad. 

EL TIEMPO



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *