Estados Unidos: Biden defiende el derecho al voto para minorías a la fuerza – EEUU – Internacional

Estados Unidos: Biden defiende el derecho al voto para minorías a la fuerza – EEUU – Internacional



El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este martes que apoyaría si hiciera falta cambiar la regla del Senado que requiere mayorías especiales, para que el partido demócrata pueda aprobar una reforma que proteja el derecho al voto de las minorías.

(Lea aquí: EE. UU. presenta a la Otán detalles de diálogo con Rusia sobre Ucrania)

“Hace dos meses que tengo conversaciones discretas con miembros del Congreso. Estoy harto de estar en silencio”, dijo el mandatario ante el bloqueo de la oposición republicana de dos proyectos de ley cruciales.

(También: Un hombre de Nueva York es acusado de amenazar de muerte a Donald Trump)

El presidente estadounidense viajó este martes a Georgia, un estado que calificó de “cuna” de la lucha por los derechos civiles, para avanzar en un contexto explosivo en una de sus promesas claves: proteger el acceso al voto de los afroestadounidenses, que considera amenazado por los estados conservadores del sur.

En un discurso lleno de referencias a este combate liderado, entre otros, por Martin Luther King en la década de 1960, Joe Biden declaró: “Hoy lo digo claramente para proteger la democracia: apoyo un cambio en las reglas del Senado, el que sea, para impedir que una minoría de senadores bloquee el avance en el acceso al derecho de voto. Cada miembro del Senado será juzgado por la historia, independientemente del partido al que pertenezca”.

El mandatario dio así un paso más en su denuncia de que la oposición en el partido republicano está preparando el terreno para dificultar el voto en los próximos ciclos electorales y, potencialmente, dar así la vuelta a un resultado que no les favorezca en las legislativas de este año y las presidenciales de 2024.

Votaciones Estados Unidos 2016

Votantes registran su voto en El Mercadito Mariachi, en Los Ángeles.

Foto:

Eugene García / EFE

El expresidente Donald Trump (2017-2021), que mantiene las riendas republicanas, tiene convencidos a la mayoría de los votantes conservadores de que le robaron las elecciones de 2020 y está usando ese poder para impulsar “leyes contra el voto” en los estados controlados por conservadores, alertó Biden.

“Los legisladores republicanos en varios estados ya han anunciado planes para ir más allá este año, para convertir la voluntad de los votantes en una mera sugerencia” en las elecciones legislativas de noviembre, subrayó.

Según expertos en el sistema de votación estadounidense, algunas de las medidas aprobadas en estados conservadores aumentan la influencia de políticos partidistas en la administración electoral, lo que podría facilitar una manipulación de los resultados a su antojo.

Y dado que en Estados Unidos no existe un sistema electoral central, sino que cada estado fija sus propias normas para los comicios, los demócratas están preocupados de que si Trump u otro político republicano vuelve a desafiar el resultado de una votación, pueda tener éxito gracias a las nuevas leyes estatales.

Por su parte, las asociaciones de defensa de los derechos civiles afirman que estas reformas complican el acceso a las urnas para las minorías, consideradas más favorables a los demócratas, y aumentan el control de las autoridades locales sobre las operaciones de votación.

Chuck Schumer

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Foto:

EFE / EPA / JIM LO SCALZO

Filibusterismo en el Senado de Estados Unidos

Para impedirlo, los demócratas han impulsado dos proyectos de ley federal que contrarrestarían el efecto de esas medidas estatales: la llamada Ley de la libertad del voto (Freedom to Vote Act) y la Ley de promoción de los derechos electorales John Lewis. Sin embargo, la oposición republicana ha conseguido hasta ahora bloquear su aprobación gracias a una maniobra conocida como “filibusterismo”, que permite impedir el debate de cualquier medida si no se reúne una mayoría de 60 votos en el Senado.

Biden, que fue senador durante más de tres décadas, se había opuesto hasta ahora a la posibilidad de que los demócratas eliminaran esa maniobra para hacer valer su estrechísima mayoría, que es de apenas 50 escaños, la mitad del hemiciclo. No obstante, aseguró que la obstrucción de los republicanos no le dejó “otra opción”.
La alternativa, según la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris –quien habló en Atlanta justo antes que Biden–, implica aceptar que EE. UU. entero “pague el precio, durante generaciones”, en las urnas.

Sin embargo, la idea de eliminar el recurso al “filibusterismo” necesita de una unidad absoluta en las filas demócratas, y al menos dos senadores –los centristas Joe Manchin y Kyrsten Sinema– han expresado dudas sobre la idea.

A pesar de todo, el líder demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, ha decidido acelerar el debate y aseguró que este miércoles volverá a programar una votación sobre las reformas electorales.

Si los republicanos bloquean una votación sobre esas medidas, Schumer planea impulsar un debate sobre el cambio de reglas antes del próximo lunes.
Esos planes indignaron a los republicanos, cuyo líder en el Senado, Mitch McConnell, acusó este martes a los demócratas de usar una “histeria falsa” sobre las restricciones de voto estatales para “amasar más poder”.

“Si intentan romper el Senado (…), haremos que las voces (de los republicanos) se oigan en esta cámara de formas que serán más inconvenientes para la mayoría (demócrata) y la Casa Blanca que lo que nadie ha visto jamás en su vida”, amenazó McConnell en un discurso en el pleno del hemiciclo.

Votaciones Estados Unidos 2016

Niños animaron a los electores a ejercer su derecho al voto junto a un colegio electoral de Philadelphia, Pennsylvania.

Foto:

Tracie Van Auken / EFE

‘Es una insurgencia de bajo perfil, pero muy perniciosa’

Pero para Biden, cuya agenda económica y social está empantanada y con un índice de popularidad tiritando, ya no hay tiempo para la moderación frente a un Donald Trump que sigue afirmando contra toda evidencia que ganó las últimas elecciones.

Los demócratas acusan a los partidarios del expresidente de cambiar las normas electorales en los estados que controlan los republicanos pensando en su beneficio propio.

Georgia, por ejemplo, restringió el voto por correo, o prohibió el suministro de agua o comidas a los votantes que esperan, a veces durante horas, para sufragar.

Este estado también aumentó el control de los legisladores locales -la mayoría de los cuales son conservadores- sobre el proceso de votación. “Es una insurgencia de bajo perfil, pero muy, muy perniciosa”, dijo el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.

A pesar de mostrarse a favor de eliminar el filibusterismo en el Senado, Biden está lejos de salirse con la suya. Necesita reunir a todos los senadores demócratas sin excepción, y Joe Manchin, que ya ha bloqueado un enorme paquete de inversión billonario para reformas sociales impulsado por el presidente, es reacio a apoyarlo en su cruzada sobre el “derecho al voto”.

Biden no tiene mucho tiempo para convencerlo, ya que los demócratas se arriesgan a perder su escasa mayoría parlamentaria en el otoño boreal, durante las elecciones de mitad de mandato.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP y EFE

Más noticias

 ¿Tiene entrevista para visa de inmigrante de EE. UU.? Tenga en cuenta esto

– Máximo de muertes por desastres climáticos en EE. UU. en el 2021



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *