En la era de la modernidad, ¿quieres conservar tu pareja?

En la era de la modernidad, ¿quieres conservar tu pareja?




“Yo nunca me interesé por revisar el celular de mi esposo, hasta que un día me dio curiosidad y lo hice porque lo veía con una escondedera… ¡Ah, tamaña sorpresa! Tenía su sucursal, pero encendido. Ahí comenzaron los problemas, porque todas esas redes sociales han venido acabar con los matrimonios y los noviazgos”. Esa cita la comparte con LISTÍN DIARIO, Elisa, quien decidió salvar su relación a como diera lugar.

“No se lo dejé”. Con mucha propiedad dice esto, la madre de tres hijos y dueña de una familia que según ella “salvé con inteligencia. Lo primero que hice fue hablar con él y lograr que me dijera la verdad. Ambos buscamos ayuda, abrimos una canal fuerte de comunicación y lo más importante, decidimos usar los teléfonos y las redes para cosas necesarias y productivas, más que todo, por asuntos de trabajo”.

Su caso es el ejemplo de muchos otros, porque aunque algunos no lo crean, la tecnología se ha convertido en una fuerte amenaza para las relaciones amorosas y, es importante que se pongan a un lado los teléfonos y se dé paso a la comunicación, a la comprensión y al sano compartir en familia para evitar la ruptura.

Así lo deja saber la psicóloga Carmen Virginia Rodríguez, quien recomienda a las parejas no dejarse vencer por la adicción a la tecnología.

“Que de hecho, no siempre se utiliza para infidelidad, sino para trabajar. Sé de muchos que andan para arriba y para abajo con su laptop, y se mantienen trabajando hasta en lugares a los que acuden para divertirse. Y así no se puede. Hay que desprenderse de eso. Cada cosa en su lugar”, comenta la especialista del Grupo Psicológicamente.

Hay espacio para todo. No es que no se utilicen las redes, es que se sepan utilizar, es que se ponga un alto a ellas cuando se está con la pareja, con los hijos, con la familia comenta la experta.

“Claro, hay momentos en los que juntos pueden disfrutar de un video chistoso, de un mensaje motivador, pero no ignorando uno al otro, echándole a un lado por prestar más atención al teléfono”, enfatiza Rodríguez.

 

Fuerza en la pandemia

Tanto Carmen Virginia Rodríguez como Rodolfo Acosta, terapeuta de familia, están de acuerdo con que después de la pandemia, se le presta más atención a los aparatos electrónicos. Esto por el teletrabajo y porque al estar en la casa durante la cuarentena muchas personas se hicieron aun más adictas a los medios electrónicos, específicamente, al celular.

“Todo esto ha acabado con muchas relaciones amorosas. Ha habido infidelidad virtual de parte y parte. Y lo peor, los teléfonos se han convertido en la pareja inseparable de algunos. Eso da risa, pero es así, hay gente ‘casada’ con su celular. Esa es su arma, su acompañante, su todo… Entonces, definitivamente, eso acaba con las relaciones”, sostiene Acosta.

Hay que buscar solución a esto porque de no hacer un alto, porque ya vemos que hay parejas que está cada quien por su lado, padres e hijos que casi ni se hablan porque cada quien están en lo suyo. Esa opinión es del psicólogo, quien junto a Rodríguez ofrece algunos consejos para que cada quien conserve a su pareja, a su familia y no se deje vencer por la tecnología.

 

Consejos

-Cuando estén juntos, tratar de no usar el teléfono

-Si es necesario, poner un horario para usarlo

-Sostener conversaciones de provecho, incluida una discusión, pero sin el celular como ‘testigo’

-Si tienen hijos, predicar con el ejemplo

-Sentarse a la mesa sin celular

-Si van a un restaurante u otro paseo, que se comprometan a departir como pareja, no a compartir con otras personas ‘online’

-Ser francos, eso ayudará a buscar soluciones, así sea la ruptura, pero de manera digna y sin más engaños

-Sobre todo, tener citas de pareja, poner a volar la imaginación, ser creativo, y saber que el amor hay que regarlo todos los días y que la tecnología puede acabar con el regadío.

¿El celular une o separa familias?

 



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *