El secreto para saquear el Banco de España, la «cámara acorazada más segura del mundo»

El secreto para saquear el Banco de España, la «cámara acorazada más segura del mundo»




Actualizado:

Guardar

Cuando a Jaume Balagueró le propusieron imaginar cómo sería saquear el Banco de España, la idea no solo era atractiva sino original. Fue hace «seis o siete años» y todavía no lo habían intentado en ‘La casa de papel’. Tampoco Alejandro Amenábar había expoliado ‘La Fortuna’ y los pecios españoles perdidos en el océano. Y, sin embargo, tanto la ficción de Netflix como la de Movistar+ se adelantaron a ‘Way Down’, un híbrido de ambas que se estrena este viernes en las salas de cine españolas. «Hemos tenido esa mala pata, o no, pero es la situación que hay. Es una casualidad extraña», reconoce el cineasta, que cambia del terror al suspense en esta especie de ‘Ocean’s Eleven’ a la española pero con acento británico.

Para robar en «la cámara acorazada más segura del mundo» se blindó de un gran reparto. Ahora es fácil ver en el personaje de Freddie Highmore al de Álvaro Mel en ‘La Fortuna’, de rebote en una misión repleta de adrenalina, del mismo modo que no cuesta imaginar en Astrid Bergès-Frisbey, Luis Tosar, Axel Stein o Sam Riley a los Tokio y Berlín de turno, aún sin monos rojos, caretas de Dalí ni nombres de ciudades. Incluso El Profesor podría ser Liam Cunningham, en una especie de multiverso, tan de moda ahora mismo.

Freddie Highmore, el cerebro del robo de 'Way Down'
Freddie Highmore, el cerebro del robo de ‘Way Down’

«La película se gesta con vocación internacional, a pesar de nacer en España», concede Balagueró, que perpetra el golpe durante la final del Mundial de Sudáfrica y lo fía todo a que el Iniesta de turno le dé al país su primera estrella y distraiga a la seguridad, infalible. Y para conseguir la empresa, convierte al tímido protagonista de ‘The Good Doctor’ en el eslabón necesario de un saqueo sin precedentes. «Mi personaje no es un superhéroe ni un hombre alfa», asegura Highmore en un perfecto español, mientras defiende la identidad europea y
la representación de una diferente masculinidad
frente al arquetípico, y rentable, modelo estadounidense.

Las escenas de acción poco tienen que envidiar a las del otro lado del charco. «Queda patente que en España se pueden hacer todo tipo de películas con el potencial y la ambición que se quiera. Si había complejo se tiene que perder ya porque no tiene razon de ser», asegura Balagueró. Hay talento y, sobre todo, historias dignas de épica sin necesidad de tantos efectos especiales.

Un sistema de seguridad arcaico


Como la del Banco de España
, que tuvieron que recrear en el Instituto Cervantes porque no estaba permitido grabar en su interior. Entre la ficción y la realidad, Balagueró y compañía ejecutaron un robo que les hubiera costado lo suyo a Sean Connery y Catherine Zeta-Jones. Nada de láseres, todo es mucho más arcaico y tiene que ver con el peso, nunca mejor dicho, de una dama llamada Justicia.

«Lo que hay alrededor de la cámara acorazada del Banco de España es una leyenda. Es real que el sistema de seguridad que la defiende es muy antiguo y no está necesariamente basado en tecnología moderna, que no se sabe muy bien cuál es el sistema de seguridad y que muy probablemente tenga que ver con el agua de los subterráneos de Madrid», asegura el director de ‘Way Down’, que ante el misterio, imaginó el resto. «Es una leyenda más o menos basada en hechos. Nosotros cogimos la leyenda y la llevamos al máximo exponente», cuenta.

Y no solo idearon el plan antes que ‘La casa de papel’, sino que incluso se puede saber si lo consiguieron antes que los personajes de la serie de Netflix, cuya aventura, bien o mal, no termina hasta que en diciembre se estrene la segunda entrega de la última temporada.

Ver los
comentarios



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *