Día de los Inocentes: ¿Cuándo y cómo se originó esta tradición?

Día de los Inocentes: ¿Cuándo y cómo se originó esta tradición?




A dos días para que termine el año, se celebra en el país y en muchos otros de América Latina el Día de los Santos Inocentes.

Quienes no tienen pendiente el 28 de diciembre de cada año, podrían ser víctimas del buen –o mal– humor de los bromistas, que les harán bromas o inocentadas jocosas y tras cometer el hecho se escudarán en la fecha para que todo se olvide o pase a la historia con la frase: “Inocente palomita que te dejaste engañar, pues en este día en nadie debes confiar”.

Lo cierto es que aunque la fecha se recuerda entre risas, no fue precisamente la alegría la que la originó. Fueron las lágrimas de las madres que perdieron a sus pequeños por la acción de hombres sin escrúpulos.

¿Cuándo y cómo se originó esta tradición?

El origen del Día de los Inocentes se remota a la trágica matanza de niños menores de dos años ordenada por el rey Herodes con el fin de librarse de Jesús de Nazaret y evitar la profecía.

Según las escrituras bíblicas, la historia en el evangelio de San Mateo narra que cuando Herodes gobernaba Israel, se presentaron unos magos de Oriente preguntando dónde había nacido el futuro rey de esa nación, pues una estrella les había avisado de su nacimiento.

Herodes sintió su poderío amenazado y convocó a sus sabios en busca de consejo, para luego pedir a los magos que cuando encontraran al Niño Dios, se lo informaran para él también ir a adorarle, aunque su verdadera intención era liquidarlo.

Pero un ángel le dijo en sueños a los magos que no contaran nada, así que luego de adorar a Jesús, retornaron a su tierra sin pasar por donde Herodes.

Entonces, “desesperado y sin información, Herodes hizo rodear la pequeña ciudad de Belén y mandó a sus soldados a que mataran a todos los niños menores de dos años”.

El luto a celebración

El día de duelo se mantuvo para los creyentes, sin embargo, la Edad Media se encargó de combinar este rito con otro más pagano conocido como la “Fiesta de los locos”, celebrado en los días comprendidos entre Navidad y Año Nuevo.

Las fiestas eran “tan escandalosas”, que la Iglesia, en su afán por calmar las excentricidades de sus participantes, decretó que se celebraran en el Día de los Santos Inocentes.

Así se inició la unión pagano-católica de estas fiestas, donde se juegan bromas de todo tipo a los más descuidados: desde avisos pegados en la espalda al saludar a alguien hasta bromas insólitas que han terminado con los “inocentes” en un hospital, víctimas del susto.

¡Cuidado!, así festejan en el mundo de hoy

Tenga cuidado con lo que escuche, lea o vea el día de hoy. En el mundo de hoy, el Día de los Inocentes se toma en serio.

Desde falsos embarazos, pasando por los préstamos que nunca regresarán a su dueño, hasta bodas inventadas, el día se engalana por la siguiente frase: “Inocente palomita que te dejaste engañar, pues en este día en nadie debes confiar”.

De igual forma, algunos medios de comunicación y páginas de Internet deciden unirse a la celebración y compartir las denominadas “Fake News”, así que debes estar al pendiente y siempre verificar en diferentes fuentes noticiosas.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *