Barichara, un destino ideal para los amantes del arte y la cultura – Viajar – Vida

Barichara, un destino ideal para los amantes del arte y la cultura – Viajar – Vida



Barichara parece detenida en el pasado. Allí todo pasa lento y con calma. Con poco más de siete mil habitantes, esta población rústica ubicada en el centro de Santander es idílica para los amantes del arte y la cultura. Pintores, escultores, músicos y artistas han escogido al pueblo de los patiamarillos (gentilicio de los nacidos en Barichara) como su morada.

(Lea también: Estas son 8 maravillas del mundo moderno que debe conocer)

Allí todo rebosa encanto: las calles de piedra, las iglesias, las casas construidas con la técnica de tierra pisada, las vistas impresionantes de las montañas de Santander, donde reposa frente a uno de sus despeñaderos al final del pueblo. Hasta el cementerio es un imperdible, pues allí los artesanos de la zona se han encargado de labrar detalladas tumbas de piedra.

Incluso el sol hace parte de la belleza de este destino, pues engrandece el color amarillo arcilla representativo de sus calles, monumentos, iglesias y paredes. Los patiamarillos viven en un pueblo de un color relacionado con la alegría y la originalidad.

Barichara en dialecto guane, que es un derivado del chibcha, significa ‘lugar para el descanso’. Y es eso lo que reina en este lugar, que hace parte de los Pueblos Patrimonio del país y es reconocido como uno de los más lindos de Colombia.

(Le recomendamos: Así puede reservar en los mejores cruceros a un excelente precio)

Llegar constituye de por sí un espectáculo para la vista, pues exige atravesar la vía que pasa sobre el imponente cañón del Chicamocha; las prominentes curvas y los impresionantes valles por donde pasan algunos de los ríos más importantes de Santander dejan a cualquiera boquiabierto.

Al llegar, bien sea a tres horas desde Bucaramanga o a ocho horas partiendo desde Bogotá, lo primero con lo que se encuentra un viajero son los nutridos locales de artesanos que venden sus creaciones y sus muy elaborados souvenirs de piedra tallada, como pequeñas cruces, letras, nombres y animales.

Qué hacer en Barichara

Si busca un lugar para relajarse, para la tranquilidad, Barichara es el ideal. El pueblo invita a caminar, así que conviene llevar zapatos cómodos y ropa fresca para recorrer las calles que a las nueve de la noche parecen desiertas. Sus habitantes no son tan dados a las ferias ni las fiestas, de modo que si espera encontrar rumba y entretenimiento, Barichara no es su lugar.

(Además: Herramientas y ‘apps’ para encontrar los mejores precios en sus viajes)

Si le gustan el senderismo y el avistamiento de aves, puede recorrer la ruta entre Barichara y el corregimiento de Guane. También es conocida como el Camino Real, la vía que transitaban los españoles que subían hasta Barichara a lomo de mula y caballo.

Este tramo está hoy en muy buenas condiciones, y caminar por él, rodeados de árboles floridos y con la compañía de aves que cantan desde tempranas horas de la mañana, es más que un placer.

Comer y conocer en Barichara

Hormigas Culonas

Las hormigas culonas son uno de los bocados exóticos de Colombia, insignia de Santander, se ofrecen también en lugares turísticos del país.

Y ya que está de visita en este pueblo emblemático de Santander, anímese a probar la comida típica del lugar.

Entre sus platos principales se cuentan las hormigas culonas, el cabro oreado y el sabajón, una bebida cremosa de licor con un sabor dulce, que evoca a una crema de whisky y que puede disfrutar en restaurantes como Elvia, un establecimiento con cocina de autor muy reconocido en la región, o el Independencia, donde encontrará una oferta más variada y podrá disfrutar de una de las vistas más privilegiadas que tiene el pueblo de las montañas.

(Le puede interesar: Todo lo que debe saber si quiere viajar a Europa en temporada navideña)

Aproveche también para conocer la belleza de algunas de sus impresionantes iglesias, talladas en piedra como casi todo en el pueblo; no puede faltar una visita al templo de la Inmaculada Concepción y San Lorenzo Mártir, que es la iglesia más grande.

Barichara, valga decirlo, se ha ido posicionando como el escenario de importantes eventos culturales, que realzan su belleza y encanto. Por ejemplo: como parte de la gira nacional del X Festival Internacional de Música Sacra de Bogotá, cuyo tema central de este año fue el amor, está Barichara.

En la capilla Santa Bárbara de Barichara, el Ensamble Alfabeto presentó el 30 de octubre música vocal e instrumental, interpretada por el tenor Andrés Silva y el doctor en música Julián Navarro, quien ejecutó el laúd y la guitarra barroca.

Allí cantaron y tocaron piezas como Chiacona, Amor ch’attendi y Ojos pues me desdeñáis, en la acústica que solo podía ofrecer una nave construida en piedra en pleno siglo XVIII.

La iniciativa, apoyada por el Fondo Nacional de Turismo (Fontur), fue el precierre de la gira y contó con la participación del artista colombiano David Manzur, quien desde hace varios años está radicado en Barichara y fue el encargado de realizar la obra Clarinete, con la que se ilustró el encuentro.

Festival de Música Sacra

El Festival de Música Sacra celebró su décima edición en Barichara.

Foto:

Cortesía X Festival de Música Sacra

(Le recomendamos: Los encantos de Florida que van más allá del sol y la playa)

Manzur, quizás uno de los artistas con más renombre de Colombia, aseguró que es en la música donde radica la belleza del mundo, por lo que estos espacios deberían replicarse y crecer, sobre todo en pueblos como Barichara, que conservan todavía su belleza y su tranquilidad histórica y colonial.

Marcelo Aparicio, uno de los turistas que se encontraban en Barichara cuando se celebró el evento –y que junto con su grupo de amigos quedó sorprendido por la belleza de este–, afirmó: “Es la primera vez que tengo la oportunidad de ver una guitarra barroca; tuve la oportunidad de verla en una exposición, pero nunca la había escuchado en vivo, presencialmente, y me pareció muy bonito. Se trata de un músico y de un cantante de gran talento. La experiencia fue bastante bonita”.

El festival, que desde 2012 se encarga de divulgar la espiritualidad del mundo a través de sus músicas sagradas, no pudo encontrar un mejor lugar que Barichara, donde el arte y la cultura se elevan a una dimensión superior y sorprenden a foráneos que la visitan sin saber toda la belleza que pueden encontrar en este pequeño pueblo de piedras talladas.

EDWIN CAICEDO | ENVIADO ESPECIAL DE VIAJAR
@CaicedoUcros | @ViajarET

Encuentre también en Viajar:

– Curazao ahora con cuatro frecuencias semanales desde Medellín

– ¿Pensando en ir a EE. UU. en navidad? Conozca los 5 destinos a visitar

– Cadena Movich lanza plan para que viajeros conozcan Colombia en bicicleta





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *