Avistada una bola de fuego sobre varias comarcas de Catalunya

Avistada una bola de fuego sobre varias comarcas de Catalunya



Una gran bola de fuego, con toda probabilidad un meteorito, cruzó la tarde de este miércoles el cielo de numerosas comarcas catalanas. El avistamiento, revelado por numerosos testigos en las redes sociales, se produjo alrededor de las 18.10 horas, con un cielo muy despejado sobre Catalunya.

El bólido (una gran bola de fuego con cola de color anaranjado y volando a una altura no muy elevada, según los testimonios) pudo verse desde Girona hasta las comarcas de Tarragona. El fenómeno fue avistado también en el Vallès, el Barcelonès y el Baix Llobregat. El resplandor duró apenas segundos, por lo que no consta documentación gráfica.

Muy poco después de producirse, el supuesto meteorito generó numerosas reacciones en las redes sociales:

El fenómeno se ha producido precisamente con una luna casi llena y en uno de los días con más posibilidades de avistamiento de la lluvia de estrellas Leónidas.

Del que sí consta documentación gráfico es de un meteorito captado en Tarragona, justo una hora antes, con algo de luz solar en el firmamento. Fue visto también en comarcas de Lleida.

El día anterior, en Cádiz

Precisamente la noche anterior, Los detectores del proyecto SMART, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), desde los observatorios de La Sagra (Granada), Sierra Nevada, La Hita (Toledo), Calar Alto y Sevilla registraron el paso de una bola de fuego sobre el Golfo de Cádiz a 238.000 km/hora.

Según el análisis del investigador principal del proyecto SMART, José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), la bola de fuego fue grabada a las 5.17 (hora local peninsular española) de la madrugada del 16 de noviembre.

El fenómeno se ha producido al entrar en la atmósfera terrestre una roca procedente de un cometa a una velocidad de unos 213.000 kilómetros por hora.

Golfo de Cádiz

Noticias relacionadas

La roca que originó esta bola de fuego entró en la atmósfera a unos 238.000 kilómetros por hora sobre el Golfo de Cádiz. Debido a la elevada velocidad, el brusco rozamiento con el aire hizo que la roca se volviese incandescente cuando se encontraba a una altura de unos 124 km sobre el nivel del mar. Desde allí, el bólido avanzó en dirección noroeste y acabó extinguiéndose cuando se encontraba a una altitud de unos 71 kilómetros sobre el nivel del mar. Debido a su gran luminosidad, el fenómeno pudo verse desde más de 500 km de distancia.

Los detectores del proyecto SMART operan en el marco de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (SWEMN), que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.





Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *